La alarma Verisure de Securitas Direct ofrece la mejor protección para tu hogar gracias a sus dispositivos de última tecnología y el soporte de más de 4.000 profesionales pendientes las 24 horas del día, velando por tu seguridad. Solo en el último año, hemos evitado 22.000 intentos de robo.

Para garantizar la efectividad de sus alarmas, Securitas Direct Verisure analiza las necesidades concretas de cada cliente y de sus hogares, considerando los riesgos, la ubicación y las características de cada inmueble. Una vez diseñado el sistema de seguridad personalizado, la instalación es rápida, limpia y sencilla: no requiere cables (ya que todos los dispositivos con conexión son inalámbricos) ni obras de ningún tipo.

Las viviendas unifamiliares y las casas con jardín son el tipo de vivienda más expuesta a robos e intrusiones ya que por sus características se convierten en objetivo de fácil acceso y poseen numerosos puntos ciegos en los que un ladrón podría esconderse fácilmente. Una alarma jardín puede evitar sustos y robos.

Además, los chalets suelen tener estancias alternativas poco utilizadas, como sótanos, despensas o buhardillas, que normalmente no se tienen en cuenta a la hora de diseñar las instalaciones de seguridad de estos inmuebles. Si el chalet se utiliza como segunda residencia o permanece deshabitado durante largas temporadas, todos estos riesgos se multiplican, de ahí la conveniencia de instalar alarma jardín.

Esta combinación de factores hace que las alarmas para jardín sean una herramienta de seguridad imprescindible. Por ello, Securitas Direct te ofrece un análisis de seguridad gratuito que te permitirá conocer cuáles son los puntos débiles de tu casa y cómo conseguir una protección integral para tu hogar y tu familia. Te diremos si es necesario que instales una alarma jardín si dispones de zona exterior en tu inmueble a proteger.

Por ello, una instalación de seguridad con alarma para jardín tendrá que disponer de detectores perimetrales que cubran todas las zonas exteriores encargados de localizar al ladrón incluso antes de que entre en el domicilio. Deberá disponer también de detectores de apertura de puertas y ventanas, que activan la alarma cuando se abren estos puntos de acceso o, incluso, cuando se manipulan, ya que son sensibles a golpes y vibraciones.