En lo que llevamos de año han fallecido en España 35 personas debido a incendios de vivienda, según datos de la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB).

Lo que ha hecho que se ponga en marcha la campaña #detectoresYA es que según el análisis estadístico sobre víctimas de incendio en España, puede afirmarse que la mayoría de las víctimas producidas en incendios en edificios podían haber sido evitadas con detectores de humo instalados adecuadamente.

Según la APTB tenemos un nivel aceptable en el uso de detectores a nivel público e industrial, pero está muy por debajo de lo regulado en países del resto de Europa en cuanto a uso residencial. Cerca del 70% de las víctimas por incendio en España se producen en edificios de viviendas, y todos los estudios técnicos concluyen que los sistemas de detección de incendios son el principal elemento de protección de vidas humanas.

En países como Estados Unidos, los detectores son un elemento indispensable y obligatorio en viviendas, ya que cerca del 93% de la población está protegida contra el fuego desde la década de los sesenta cuando en todas las viviendas se instaló algún tipo de alarma gracias a una ley promulgada en 1980.

Esto es precisamente lo que los bomberos de nuestro país pretenden: revisar la normativa relativa al Código Técnico de la Edificación para la extensión de la detección de incendios a viviendas de nueva construcción, así como a todo el uso residencial público, cualquiera que sea su altura o superficie construida.

Dicha propuesta está teniendo bastante movimiento en las redes sociales y se están poniendo en marcha campañas de concienciación incluso de cara a los más pequeños.

Todo es poco para mejorar tu seguridad y la de los tuyos sobre todo si depende de algo tan simple como la instalación de un detector de humos.

Smoke detector. Alarm and smoke in case of fire.