Los centros sanitarios son espacios especialmente sensibles en lo que a seguridad se refiere y es que la gente que se encuentra allí ingresadas son personas que requieren de una especial atención y vigilancia. Es imprescindible contar con sistemas de seguridad y tener un control de quién entra en todo momento, para que de esta manera, los pacientes se sientan protegidos, así como los familiares, amigos, profesionales y proveedores que se encuentran dentro de ellos. Si a eso le sumamos el riesgo de incendio o fuga de gas, nos encontramos con que la necesidad de mantener seguros este tipo de centros es de vital importancia.

Cualquier intrusión o robo en un centro médico puede suponer grandes pérdidas económicas de material, máquinas, etc., aunque en estos centros sanitarios la seguridad de las personas es lo primero de todo. Para ello es necesario contar con dispositivos que ofrezcan protección extra, además de los elementos imprescindibles de todo sistema de alarmas. Para ello, lo esencial y fundamental es tener una adecuada Protección Contra Incendios. El objetivo de toda empresa de alarmas es la de dotar a estos centros de la máxima seguridad posible, añadiéndole la protección contra incendios que necesita cada uno de ellos. Los detectores de humo o los detectores de inundación son algunos dispositivos que dan seguridad frente a otro tipo de emergencias y que son de vital importancia en los hospitales, debido al gran número de personas que se encuentran dentro de él y la multiplicación de los factores de riesgo, ya que hay mayor peligro de que ocurra algún incidente.

También es muy importante contar con un proveedor que ofrezca vigilantes de seguridad. Estos profesionales son fundamentales para supervisar el funcionamiento de todos los dispositivos instalados en el hospital, así como vigilar todas las estancias del mismo. Pedir la documentación a las personas que considere oportuno también será una labor a realizar, y de igual manera expulsar a aquellas que no se estén comportando adecuadamente. En el caso de emergencia o incidencia, el vigilante además, puede intervenir avisando a la Central Receptora de Alarmas y a los bomberos o policía, dependiendo de la situación.

Por otro lado, la innovación en tecnología es un aspecto en el que todas las empresas de seguridad deberían invertir, ya que gracias a esta tecnología es posible verificar los saltos de alarma y frenar a los intrusos. Por ello, un punto fundamental es que todos los dispositivos instalados en estos centros tengan incorporadas cámaras que permitan la visualización de todo lo que está ocurriendo a los gestores de seguridad, que se encuentran localizados en la Central Receptora de Alarmas. De esta manera, pueden verificar cualquier salto de alarma que se pueda producir con la mayor rapidez posible, y actuar dependiendo de cuál sea la situación.

Actualmente, hay muchos proveedores de seguridad en el mercado que ofrecen diferentes prestaciones. Los sistemas de seguridad en los que confía más gente son las alarmas de Securitas Direct, que ofrecen todos estos servicios y dispositivos de protección, con la ventaja de que todos ellos se adaptan a todo tipo de inmuebles y que además, son inalámbricos, lo que permite trasladarlos según las características de cada estancia.

Otras empresas , como Tyco o Prosegur, ofrecen prestaciones que pueden utilizarse en hospitales, pero actualmente su tecnología no es tan completa.