Que se propague un incendio en nuestra vivienda o negocio es uno de los mayores miedos a los que nos enfrentamos. Todo el tiempo que ganemos a la hora de intervenir será vital para no tener que lamentar daños ni personales ni materiales.

Las alarmas Verisure de Securitas Direct contienen sensores de humo especialmente diseñados para viviendas y pequeños negocios. Son dispositivos muy fáciles de instalar que no requieren de cables ni de obras y que se ubican en el techo de la habitación que queramos proteger. Es un sensor con cámara fotoeléctrica de detección, sensible a la luz y preparado para localizar humo en el ambiente. Por ello, es la forma más rápida de detectar fuegos incipientes o de pequeño tamaño.

Pero antes de decidirte sobre qué sistema instalar, deberías conocer algunas particularidades del fuego:

La fuerza del agua. Por todos es sabido que el agua apaga el fuego, pero, ¿por qué ocurre esto? La explicación es sencilla, el agua es incombustible, es decir, no puede arder, de ahí que sea el mejor antídoto en caso de propagarse un incendio en nuestra vivienda o negocio.

Condiciones únicas en la Tierra. Nuestro planeta goza de dos elementos vitales para la subsistencia de los seres humanos: el agua y el oxígeno, siendo el único lugar donde puede comenzar un fuego y desatar un incendio. En el resto de planetas y objetos descubiertos por el momento no hay suficiente oxígeno para la combustión. A más oxígeno, más caliente es el fuego. Además, del suministro de oxígeno dependerá el color de la llama. Si el fuego quema poco oxígeno la llama será de color amarillento, mientras que si quema mucho oxígeno el color será azul.

Evita a ciertos animales. El fuego atrae a un tipo de escarabajo denominado escarabajo joya, ya que este animal utiliza la madera quemada para poner sus huevos y proteger luego a sus crías durante sus primeras semanas de vida. Si en caso de incendio luego no se actúa rápido cambiando esa madera podríamos encontrarnos con una plaga de estos animales, a los que habría que sumar sus depredadores.

Velocidad. A pesar de lo que la gente piensa, el fuego se propaga a grandes velocidades, pudiendo arrasar una vivienda, un pasto o grandes extensiones de bosque o matorral en cuestión de minutos. Estudios realizados por profesionales han llegado a medir la velocidad del fuego, constatando que es capaz de propagarse hasta a 23 kilómetros por hora.

Plantas e insectos. Cuando un fuego se propaga, corta de raíz plantas con enfermedades y acaba con la vida de insectos dañinos

Dictamnus. Hay un arbusto llamado dictamnus que emite una sustancia inflamable y grasa que puede ser encendida en el fuego.

Combustión espontánea. Está científicamente probada. Algunas fuentes de combustible generan su propio calor por descomposición. Existen cientos de casos documentados incluso en humanos, estudiados e investigados.

En definitiva, Securitas Direct, como empresa líder en el sector de la tecnología de alarmas, dispone de los sensores de detección de humo más sofisticados del mercado, lo que permitirá detectar cualquier anomalía en el ambiente y anticiparnos a una incidencia más grave, pudiendo atajar el problema también antes. Y es que la señal que envíe la alarma la recibirá de inmediato un profesional en la Central Receptora de Alarmas, que verificará la alerta y, en caso de ser cierta, avisará a los bomberos para sofocar el fuego y también a los servicios de emergencia si fuera necesario.