La población española mayor de 65 años se duplicará en 50 años según el estudio Evolución de la situación de las personas mayores en España, realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) más concretamente, el Centro de Ciencias Humanas y Sociales (CCHS). Es decir, el país tendrá en 2066 más de 14 millones de personas mayores de 65 años. Conscientes de estos datos y de las necesidades que reclamarán estas personas, las empresas de seguridad trabajan para ofrecerles una alarma seguridad, que les proteja ante todas las incidencias y circunstancias.

La instalación de una alarma en un hogar ha servido siempre para prevenir intrusiones y proteger a las personas de los ladrones. Gracias a las nuevas tecnologías, los servicios de estas empresas mejoran y crecen proporcionando seguridad en otro tipo de circunstancias. Así, podemos contratar una alarma seguridad, que esté equipada con detectores de humo, de inundación, con sensores volumétricos, con un botón SOS para emergencias, con un lector de llaves electromagnético, etc. Con este tipo de dispositivos, las empresas pueden ofrecer a los mayores que viven solos una alarma seguridad, que les garantice su bienestar. Y no solo a ellos, sino también a sus familiares, quienes podrán estar en contacto con ellos permanentemente a través de las aplicaciones para móviles.

La alarma Verisure, de Securitas Direct, por ejemplo, ofrece a sus usuarios un servicio de teleasistencia. Con sólo pulsar un botón, desde la central avisan a una ambulancia ante una posible urgencia médica. Además, dispone de mando personal portátil también con botón SOS que se puede llevar colgado como un collar, muy útil para enviar una señal de emergencia desde cualquier parte del domicilio.

Según el informe Evolución de la situación de las personas mayores en España, nuestro país “continúa su proceso de envejecimiento”. Los autores del estudio sostienen que crece en mayor medida la proporción de octogenarios, que ahora representan el 6,1% de toda la población, y que seguirán creciendo en los próximos años. Además, advierten de que para el año 2066, de seguir todo así, habrá cinco millones y medio menos de personas en España: los niños y la población en edad laboral habrán reducido su porcentaje y los mayores triplicarán la cifra de niños.

El documento señala que el envejecimiento de la población es mucho más acentuado en el mundo rural. Más de 2,5 millones de personas habitan en los pueblos de España, a veces en aldeas formadas por casas diseminadas por la geografía y, el 28% son personas mayores. A todas estas personas, contratar una alarma seguridad, puede salvarles la vida.